miércoles, 30 de enero de 2019

Grave mal entendido


                                       Grave Malentendido

Hace un tiempo era el cumpleaños de un amigo, hasta ese día un buen amigo, le felicité con todo el cariño, al no serme posible hacerlo en persona, le mandé un washup, con una dedicatoria y la foto de este borrico, lo fotografié el año pasado en el pirineo catalán, muy cariñoso y agradecido, dispuesto a comerse un trozo de pan de  gente que para su coche para hacerle fotos, mi amigo (para mi sigue siéndolo) es un gran amante de los animales, yo pensé que esto le haría más feliz en su día, nada más lejos de la realidad, contestó mi washup con todo un listado de insultos, que no voy a reproducir, sorprendido por lo ocurrido pasé el resto del día dándole vueltas al coco sin encontrar una explicación, incluso pensé que se trataba de una broma, la noche se me hacía muy larga y decidí contárselo a mi almohada, por la mañana empecé a escribir una nota de disculpa, tal vez se sentía ofendido por sentirse comparado, en ella le decía que para mí el burro tiene una mala fama injustificada y le contaba muchas cualidades que esta especie posee, cuando la fui a mandar, había bloqueado el Washup, el correo electrónico, el facebook, incluso el teléfono, primero pensé que era un mal nacido, por retirarme la palabra, ni siquiera tenía la oportunidad de disculparme y deshacer el entuerto, luego pensé que tal vez alguno de vosotros se podía haber sentido ofendido con alguna de mis bromas y decidí contaros los parabienes que tiene tan bondadoso animal.


Los primeros burros fueron domesticados 5000 años antes de Cristo, por ser muy fuertes, capaces de acarrear hasta la tercera parte de su peso, también podían arar por su fuerza de arranque, eran como los modernos tractores de entonces, durante toda su historia, las burras fueron ordeñadas para criar a niños huérfanos o pobres, por ser su leche la más parecida a la de la mujer, también fue usada en las cortes de los reyes para baños de las reinas, había la creencia que así conseguían la eterna juventud.

Los antiguos griegos asociaron los burros al dios Dioniso, los romanos también usaron los burros como animal de carga en todo su imperio y además estaba consagrado a Príapo, por las dimensiones de su falo y por haber tenido la insolencia de disputarle el premio de la fuerza.

A pesar de no ser tan rápidos y fuertes como los caballos, su mantenimiento es menos costoso, tienen una gran resistencia y una larga vida, y son más ágiles en terrenos abruptos e irregulares que los caballos,  los burros fueron usados a partir del siglo XIX en la minería, continúan siendo de crucial importancia económica en muchos países en vías de desarrollo.

Los burros a veces son odiados por su terquedad, sin duda una mala interpretación de algunas personas, es difícil forzar a un burro a hacer algo que contradiga sus propios intereses, igual que a las personas con carácter, son animales inteligentes, cautelosos, amistosos, juguetones e interesados en aprender, desde siempre se utilizó el burro como animal noble, en las Sagradas escrituras se narra como el burro cuidaba a Jesús en el portal y como el propio Jesús uso este animal para su entrada triunfal en Jerusalén,  también en ayuda y alerta de los pastores frente a los lobos, el burro es capaz de detectar la presencia de depredadores con mayor facilidad que el ganado, alerta con rebuznos de su presencia sirviendo de aviso tanto a ganaderos como a los propios animales con los que convive, tal es el caso de las vacas, las cuales protegerán mejor a sus terneros, hoy día algunos ganaderos lo están recuperando para estos menesteres.

Los burros también son criados para consumir su carne, que forma parte de la gastronomía de algunas regiones de España, Francia y otros países como China, en Bolonia fue la base de los salchichones, buscados por los golosos gourmets.

El rey de Persia, se complacía cazando burros salvajes, que luego servían para el agasajo de embajadores extranjeros.

También en la antigüedad, se usaban en terapéutica la sangre, la hiel, la grasa, el bazo, los riñones, los testículos, los pelos, los cascos y hasta la orina y los excrementos de asno contra un sinnúmero de enfermedades, tales como las calenturas, la ictericia, la parálisis y la epilepsia y en la creencia de algunas zonas europeas que tiene poder curativo la cola de burro, en casos de tos ferina y picaduras de escorpión.

El burro también es nombrado en grandes obras literarias, no siempre en positivo, en las fábulas de Esopo, los músicos de Bremen, sueños de una noche de verano de Shakespeare, el burro flautista de Iriarte, el Quijote de Cervantes, Platero y yo de Juan Ramón Jimenez, Rebelión en la granja de George Orwell, etc.

El asno es el animal que simboliza al Partido Demócrata de los Estados Unidos.

Podría contaros cientos de historias, dichos y refranes de burros, los de cuatro patas y orejas largas, los otros también merecen ser tenidos en cuenta, muchas veces son fruto del olvido de los gobiernos que por vivir en familias marginales nadie les tiene en cuenta, más de un burro haría falta para mandar de una coz al infierno a muchos de los políticos.

Para terminar os cuento lo que me decía un hermano de mi abuelo, decía que su burro era además de listo, el mejor amigo y fiel cuidador de su hijo, cuando hacía mucho sol o llovía, él lo cogía de los pelos y lo reguardaba debajo suyo, nada ni nadie podía acercarse a él sin que Sansón le enseñara los dientes o lo mandara a paseo con una tremenda coz, una vez que paseaba a lomos de Sansón, el niño con seis años se cayó y Sansón lo cogió con los dientes por los tirantes intentando subirlo a su lomo, al pobre burro nadie le había enseñado física y los tirantes no resistieron su fuerza, se rompieron los tirantes y el niño quedó en el suelo, el padre lo volvió a subir y Sansón le dio un beso por haberle ayudado.

Ahora háganme el favor de no enfadarse si os llaman burros y ayudar a los otros burros a que dejen de serlo.

sábado, 5 de enero de 2019

Espirito maternal


                                    Espirito maternal

Esta es la historia de una amiga de mi juventud, no es que tengamos una relación de amistad fluida, ni siquiera continuada, cuando coincidimos a veces con años de por medio, nos explicamos nuestras confidencias a lo largo la vida con una sinceridad fruto de la confianza que teníamos entonces, cuando formábamos parte de un grupo de jóvenes excursionistas.

Un día me contó que se había separado de su primer amor al que amaba, pero que él no sentía la necesidad de ser padre, dejó pasar el tiempo esperando convencerle, no le fue posible, según ella era un poco egoísta y no quería tener ataduras que le impidieran viajar y vivir la vida despreocupado, ella cada vez insistía más, las discusiones cada vez eran más fuertes sin encontrar la solución, hasta llegar al divorcio, yo solo me atreví a decirle una frase que leí en algún sitio, “quien busca en un niño la solución a su matrimonio, encontrará en ese mismo niño la razón de su divorcio”.


 Unos años después me contó que intentó rehacer su vida, ninguno de sus elegidos le parecía adecuado para ser el padre del hijo que tanto deseaba, un día encontró un mocetón, aunque no fue un flechazo le pareció que era de lo mejor que tenía a su alcance, se casaron por lo civil y pronto obtuvieron el fruto de su relación tan deseado, una preciosa niña, ahora ya era  muy feliz, tenía todo lo que anhelaba, buen trabajo, cargo importante, bien remunerado, buen marido y la hija más bonita que tanto había deseado, le dedicaba todo el tiempo del que disponía, que no era mucho, se emocionaba con cada pequeño progreso en su evolución cognitiva, sufría como cualquier madre cuando la niña tenía un estornudo, sin embargo se olvidó de repartir el cariño, todo era para su pequeña, el marido que tenía más tiempo, hacia casi todas las cosas de casa para que ella tuviera más tiempo para la niña cuando regresaba, un día el marido le dijo (sabes que hace ocho días que no nos damos un abrazo) ella se lo tomó muy mal, le llamó egoísta y otras cosas, eso fue el principio de las discusiones, en algo más de un año pusieron fin a su relación, no fue posible llegar a un acuerdo en la custodia y después de un juicio el juez decretó la custodia compartida, la niña estaba un mes con cada uno de ellos, cuando la recogían siempre quedaban en el portal para hacer el intercambio sin cruzar palabra, cuando la niña ya tenía seis años ya la mandaban bajar sola para no verse.

Hace dos años en noviembre la encontré y de nuevo me contó sus preocupaciones, me contó que la niña tenía mal carácter y problemas en la escuela y con su pareja actual, dijo que no sabía qué hacer con ella, estaba desesperada, barajaba la posibilidad de llevarla a un psicólogo, por si podía ayudarla, yo le recomendé que lo mejor era acudir al servicio de mediación en conflictos familiares que tiene el ayuntamiento de Sabadell,  allí dos  o tres psicólogas escuchan por separado a las partes en conflicto, la madre, el compañero, la niña y el padre de la niña, luego cada uno explica su versión en una reunión conjunta delante de los demás, al día siguiente, ya más sosegados, abordan las posibles soluciones, cada uno las suyas, no encontraron ninguna solución ni siquiera el compromiso de buscarlas, las profesionales analizaron la situación y como las partes no llegaron a un acuerdo, ellas proponen lo que creen que es lo mejor, dejando claro que su opinión no es vinculante ni tienen la obligación de hacerles caso, deben ser ellos los que lleguen a un compromiso si les parece bien, ellas solo dan ideas.

La solución que les propusieron fue que cada vez que la niña tuviera que cambiar de domicilio, lo hicieran siempre en una comida familiar entre todos, al terminar la sobremesa se despidieran de la niña uno a uno los que la despedían, animándole a pasarlo bien con el que le tocaba estar, a regañadientes aceptaron la propuesta, el padre siempre que le tocaba despedirla lo hacía en un restaurante, no quería que su ex, ni su pareja entraran en su casa, la madre hizo lo mismo la primera vez, al ver que la niña mejoraba, la segunda vez hizo la comida en casa con un bizcocho que sabía que le gustaba a la niña, en los postres al traer el pastel su madre se lo regalo a la hija diciéndole “se que te gusta, por eso te lo regalo, espero que lo compartas con todos” si mamá, contestó Paula, de diez años, déjame el cuchillo que lo repartiré yo, le dio un trozo grande a su madre, un trozo más pequeño a su padre, otro también pequeño al compañero de la madre y uno grande como el de su madre para ella, antes de empezar a comerlo su madre le preguntó ¿Por qué pones un trozo grande para nosotras y pequeño para ellos? Mira mamá, tú te lo mereces, he llegado por fin a lo que quería, tú has conseguido que tenga una familia, a papá un poquito por que cuando era pequeña me dijo que me quería cambiar por otra, a Juan le puse poco porque sé que no le gusta y a mí me lo puse grande porque noto todo el cariño que has puesto al elaborarlo y el resto me lo llevaré para comer toda la semana, así recordaré este momento cada día como si estuviéramos juntos, los mayores nunca comprendéis a los niños, a veces tenemos las explicaciones que nunca nos preguntáis.

Ahora todo cambió, Paula tiene buenas notas en el colegio, su madre cree que es feliz, su ex y su pareja tienen una buena relación cada vez que se juntan y la madre se esfuerza en mantener lo que parece hace feliz a todos y también a ella, esta vez solo le pude decir que no me olvide, espero seguir disfrutando de tu confianza, a veces la vida discurre por una senda en medio de un hermoso bosque, con tantos árboles que no nos dejan ver su hermosura, yo también me alegro de tu felicidad, ella solo contestó “hay cosas amigo mío que no regresan, las palabras dichas, el tiempo transcurrido y los amores perdidos”.

viernes, 23 de febrero de 2018

Kedada Morellenca


                                 Kedada Morellenca

Esta vez os voy a contar una aventura más, de fin de semana, una kdda. De esas con furgoneros, esta vez la escusa era una calçotada en el Morell,  los hombres del tiempo y las previsiones meteorológicas, decían que llovería el viernes por la noche y el sábado por la mañana, no sabían que estos jóvenes organizadores tienen alguien influyente en las alturas y los pronósticos catastróficos darían paso al sol que cada año nos acompaña, todo discurría normalmente, comiendo, bebiendo, compartiendo aventuras, chafardeos varios, conciertos de media noche, etc. Como ya era la sexta vez que acudía ya me dejé llevar, ni siquiera hice fotos, había otros más profesionales, con drones, escaleras y mejores equipos, espero que también tengan el buen ojo y quieran compartir sus trabajos con todos los demás.

El domingo por la mañana me fui a dar un paseo, tenía que saludar el entorno y dejar descansar a los que cada año les doy la lata poniendo a prueba su paciencia conmigo, ya me conocen y se lo toman como algo que tienen que soportar si quieren comer los calçots tranquilos, mientras como soy muy pacífico, también necesitaba relajarme para las despedidas que siempre son un poco tristes, para disimular se dice hasta la próxima y que sea pronto, pero en realidad sabes que pasará mucho tiempo en que vuelvas a encontrar a la mayoría de ellos.


De vez en cuando visitábamos La Tipo, una foodtrack de unos amigos que cada año nos acompañan para que no nos falte de nada, buenos bocatas, mejores creps, cafés con desinfectantes y el mejor servicio de esta encantadora pareja de buenos amigos.


Para que las despedidas no fueran tan amargas, los organizadores con la colaboración de un patrocinador vermutero, nos subieron los ánimos, luego empezaron las entregas de premios, como nunca me toca nada, yo me fui a comer tranquilamente, casi acabando oigo que nombran mi nombre por los altavoces, ni caso, será una broma, pensé, seguían insistiendo, incluso me vinieron a buscar, me acerco y había sido agraciado con un vale para la inscripción del año que viene, hasta aquí todo normal, estaría obligado a volver el año que viene, si puedo estaré encantado, pero ellos se estaban obligando así mismos a organizarla otra vez.






Les doy las gracias por el regalo y cuando me marchaba me vuelven a llamar, tenemos para ti otro premio, vale (espero que esta vez será una furgo nueva les dije,) no llegamos a tanto, pero como cada año as colaborado con nosotros te hacemos entrega de la sudadera del club, fui incapaz de articular una palabra y menos un discurso por tan grande distinción, sin darme tiempo  a tomar aire para recuperarme, se pusieron en fila y me fueron pasando de los brazos de uno al otro, para darme cada uno un abrazo, (de esos sinceros que te crujen el alma) para darme la bienvenida como uno más de este selecto grupo, mis emociones ya no cabían en el espacio que tengo reservado en mi corazón para ocasiones importantes, cada poro de mi piel dejaba escapar una gota de felicidad, las entretelas derrotadas por los sentimientos apenas mantenían mi cuerpo de pie, algún fortachón me abrazó con tanta fuerza que le dije, (un viejo como yo ya no puede con los ímpetus de los jóvenes) luego las fotos de rigor, en cuanto me pude escabullir, volví a mi furgo, dentro respiré a fondo tres veces para controlarme, después me tomé un sorbo de la pócima milagrosa que guardo para cuando me falta el aire.

Recuperadas más o menos las fuerzas, empecé a recoger el campamento, tenía ganas de contárselo a mi almohada, para no perder tiempo cogí la autopista, sabía que la noche sería larga para poner en orden todo lo vivido, volví a releer las crónicas de las anteriores quedadas, para que mi almohada supiera darme un consejo, por fin a altas horas de la madrugada caí dormido, por la mañana volví a envolverme en los recuerdos hasta que mi almohada me dijo que tenía que daros un millón de gracias, también que debería contarlo a todos los furgoneros que dedican su tiempo a organizar estas kddas. Para que el espíritu furgonero siga aumentando cada día.

Que quede claro mi agradecimiento al club de los avellaneros, ya sabéis que podéis contar con migo para lo que haga falta, sin necesario de darme estas maravillosas sorpresas, creo que soy el primer furgonero de España, desde el año 1979, contar con mis aventuras vividas si os sirven de algo.

A los demás gracias por dejarme compartir con vosotros otra kedda. más, perdonen mis chafardeos y bromas con poco gusto, tengan en cuenta que cada vez serán peores, será difícil que mejore.

Doble acontecimiento


                                       Doble acontecimiento


Hoy, antes de contaros mi crónica de hechos consumados, tengo que pedir perdón a mis conciudadanos pueblerinos, tengo que confesarles que no celebré la fiesta de San Tirso patrón del pueblo, fue imposible por la coincidencia de dos eventos importantes en mi vida, al fin me decidí por el más importante, era el 40 cumpleaños del primogénito, fecha importante en su vida y en la nuestra, además nos invito a celebrarlo en un restaurante de un cocinero famoso por estos lares, sirven platos exclusivos de autor, de gran calidad, diseño, servicio, solo tiene una pega que es algo caro para mi bolsillo, no así por la relación calidad, precio y servicio, pero como pagaba el, era una buena oportunidad de disfrutarlo, los que no somos muy sueltos de bolsillo estas cosas nos saben a gloria, yo empecé con unas cigalas laminadas, suculentas en sabor y aroma, el gusto no encuentro la palabra para describirlo.

De segundo, solomillo de ternera con salsa de boletus a las finas hiervas, como yo no soy de mezclas raras, fui probando una a una las diferentes salsas, al final el solomillo con la salsa de su jugo, (el súmmum) saltándome las más elementales normas del protocolo, terminé el pan para saborear la salsa, con esto ya era suficiente para mantener mi estructura corporal, pero como dice un dicho sabio de pueblo (un día es un día) por eso seguí dispuesto a cumplir, chupé hasta los dedos, no quería desaprovechar la ocasión que me brindaba el primogénito.

Luego los postres, cada uno a su gusto, luego las fotos de rigor mientras nos servían el café, sin gotas, había que conducir para regresar a casa.

Al joven no le importa mostrar su edad, todavía le queda por lo menos media vida, luego regresamos a casa para el sofaduerme y poner en orden los sentimientos, sin duda un gran día, pocas veces podemos coincidir, los jóvenes tienen que labrar su futuro y los jubilados a disfrutar la vejez, a menudo queremos viajar sin parar, somos conscientes que nos queda mucho mundo por recorrer y ya estamos en la cuenta atrás.

 Con una semana de retraso, este sábado día 3 celebramos el San Tirso, como debe ser, embutidos variados, todos del Bierzo, luego el Botillo, con su verdura, patatas ecológicas del pueblo, garbanzos de la Bañeza, solo le añadí las gotas de mis licores de receta tradicional secreta y el cava, catalán por supuesto.

No faltaron las sorpresas, mi señora aportó algo de su tierra, las filloas, no son como las de mi pueblo que las aromatizan con sangre fresca de la matanza, pero se agradeció el detalle.

Ya veis que nos cuidamos bien, el próximo sábado, tendremos el concierto de la orquesta Selvatana, cena y baile con la misma orquesta, todo un lujo.


Al siguiente fin de semana, calçotada en el Morell con los furgoneros de Avellana Campers, más de cien furgos, un montón de amigos, mas abrazos, más emociones, ya veréis que hermoso estaré cuando me veáis.

Reciban ustedes un abrazo de este que os quiere, vuestro seguro servidor, Amen

Dia de reyes


 
                                           Día de Reyes
Hoy ha tocado celebrar los reyes, a día de hoy no lo entiendo todavía, en esta casa hace muchos años que no pasan reyes, cuando uno de la familia necesita algo se lo compra o se lo compran y listo, a pesar de todo lo celebramos con una comida familiar, por reyes, por ser el último día de fiestas, por estar en familia o simplemente porque nos gusta.
No hace falta decir que además hoy hace 44 años que los reyes me trajeron una muñeca, que todavía conservo, por eso cada año lo celebramos con más razón, algunas veces nos escapamos a celebrarlo fuera, menos trabajo pero no es lo mismo, aquí siempre hay uno que le toca soportar las bromas o indirectas de los demás.
Total a mí me tocó el aperitivo y poner la mesa, (como siempre) este es el resultado, unos embutidos variados del Bierzo, queso castellano, patatas artesanas, olivas de Jaén y caracoles del pueblo, regado con vermut de la bodega.
Para ello me puse mis mejores trajes de gala y me coronaron rey por un día, quise negarme por mis convicciones republicanas, pero por el bien de la familia cumplí con el papel asignado, luego el camarero profesional nos sirvió las lubinas al horno que mi mujer nos preparó, regado con el albariño de confianza en la familia.

Para los postres teníamos que degustar el típico roscón de reyes, como me tocó la figura del rey, (ya es mala suerte) tuve que hacer los honores, dejarme coronar, fumar el cigarro de hombre, usar la moneda del reino y después de todo eso me regalaron carbón, no es justo, con lo bueno que soy todo el año y que me paguen así, todo sea por tener a nuestro lado toda la camada.
Mientras el camarero hacía los cafés personalizados con un dibujito para cada uno, yo me fui a la bodega a buscar chupitos especiales, escogí un orujo macerado con arándanos del año  2010, la ocasión lo merecía.
Mientras hacíamos el brindis, como rey, tuvieron que aguantar mi discurso, aproveché la ocasión para recordarles de donde vienen, me parece muy importante que sepan a donde van y que quieren en el futuro, para ello les recordé el pasado, más o menos les dije esto:    
   

 Poema de Reyes
Hoy quiero deciros que hace 47 años.
Que unos bellos ojos me miraron.
Me hicieron descubrir el amor.
Desde entonces no puedo dejar de mirarlos.

 Hoy os recuerdo que hace 44 años.
Que nos dimos un sí quiero.
Seguimos recorriendo juntos el camino.
Nos prometimos amor eterno.

 Construimos nuestro propio nido.
Con cariño, esfuerzo y tesón.
Donde habéis crecido libres y sanos.
Arropados con el manto del amor.


Seguid dándonos vuestra compañía.
Para nosotros es pura vida.
Si se nos caen las lágrimas.
Seguro que será de alegría.

 Porque hoy es un día feliz.
Y juntos lo celebramos.
Levantemos nuestras copas.
Por un futuro mejor BEBAMOS.

Esta vez me comporte como un autentico actor, cumplí con el guion establecido, aunque para no perder el control, en algún momento tuve que hacer una pausa y respirar, sin dejar de reprimir mis emociones, disfrutando de un gran día de aniversario, para mi mucho más importante que los Reyes.
Bien está lo que bien acaba, como decía mi abuela, contempla el amanecer cada día, si no puedes, hazlo al menos una vez al año.



domingo, 31 de diciembre de 2017

Reflexiones de fin de año


                                Reflexiones de fin de año

Sentado frente a mi máquina de escribir, (al tiempo que archivo de mi memoria), trato de hacer balance de este año, tengo que abrir las memorias de bolsillo guardadas, sin embargo no soy capaz de ponerlas en orden.

No puedo decir que ha sido un año bueno, se llevó a gente que quería, momentos convulsos que a veces me hicieron dudar si éramos animales racionales, incluso dudé si realmente vivo entre humanos, trato de abrazar mis recuerdos sin hundirme,  intento recordar los malos recuerdos sin rabia poniéndoles una gran dosis de ternura, ya más calmado, me di cuenta que la inmortalidad existe, se llama conocimiento, creo que necesito seguir viviendo muchos años para aprender, recordé entonces una frase de mi abuela, que decía,  (pregunta lo que no sabes y recuérdalo para cuando te lo pregunten), pero no os preocupéis por mis elucubraciones, no trato de quitaros la esperanza, tal vez algunos es lo único que tenemos.


 Hace tiempo que no pido nada al año nuevo tan solo que no me quite nada, esta noche como cada año volveré a recordar mis deseos, me sobran proyectos para el nuevo año, todavía tengo ilusiones y sobre todo  a gente que quiero volver a ver, me dispongo a disfrutar un año más del espectáculo de la vida.

  Me siento afortunado, allá donde voy siempre encuentro algún amigo que me regala lo más preciado, un abrazo de esos que te cruje las entretelas, ya sea de oso que quiere romper tu estructura externa o de los tiernos que se cuelan a través de tus sentidos hasta el interior, ambos te dan esa fuerza que la vida te va desgastando, cuando me tomo un respiro y me encierro en mi casa a través  de las redes, cuento con el aliento de mis amigos internautas, también vosotros me dais vida, en el nuevo año trataré de conservar mis amistades para seguir siendo feliz.

Cuando llegue la primavera seguro que mi sangre se vuelve a poner en marcha, volveré a recorrer nuevos caminos, en busca de nuevas amistades, me adentraré en los fondos valles para descubrir los secretos que guarda la naturaleza, subiré a las montañas para llenar mis sentidos, de paisajes, de perfumes, de viento que refrigere mis pulmones, de sonidos de los animalitos que los pueblan, las melodías de los pájaros y de la paz que se respira rodeado de vida.

Cuento con todos vosotros, os necesito para que mi vida siga teniendo sentido, no espero que la vida sea justa, pero lucharé para que sea lo más parecido, reciban un fuerte abrazo y feliz año nuevo.

viernes, 8 de diciembre de 2017

Carta a mi amigo invisible


                                    Carta a mi amigo invisible

Querido amigo: Hace mucho tiempo que no te escribo, ya sabes ahora ya no está de moda, la gente se comunica con el móvil, los guasas, los internetes, los chats y miles de inventos modernos que a nosotros se nos atascan cada vez que tocamos un botón de esos aparatos, sin embargo y a pesar de que yo también me dejé llevar por la inmediatez, a menudo echo a faltar las charlas con amigos, frente a unos vinos o unas cervezas, cuando tienes al amigo enfrente y le miras a los ojos no puede engañarte, antes de que te hable, su mirada ya te dice si te cuenta una cosa alegre o triste, si te va a ofrecerte ayuda o si te pide dinero, para eso estamos los amigos, bueno eso también era antes, yo ayudé a muchos amigos a empapelar el piso para casarse, a subir los muebles y también a prestarles dinero para que no tuvieran que hipotecarse, también lo hicieron ellos con migo, hoy los amigos ni se miran a los ojos, casi todos llevan gafas de sol para que no puedan adivinar sus verdaderas intenciones, luego se aprovechan de ellos para venderle aparatos de esos que a ellos ya no les sirven, a un precio que nadie les pagaría, sus reuniones son frente a un teléfono u ordenador, no saben apreciar el valor de un abrazo, ni lo confortable que llega a ser un hombro, para apoyar tu cabeza cuando tienes que llorar por algo.

Ya ves amigo como te aprecio, a ti te puedo contar todas mis alegrías, sé que no te reirás de mí, mis penas por qué no harás burla de ellas, mis secretos porque sé que están a buen recaudo, incluso mis ilusiones y planes de futuro, sé que no me lo reprocharas si no los consigo, no te cuento las cosas de cama, sabes que yo para eso soy muy reservado y solo se las cuento a mi almohada.


Después de todo esto, te cuento una historia que me pasó hace unos días, fui a ver a una prima la cual quiero mucho, ya pasa de los ochenta y empieza a notar los efectos que el peso de los años produce en su cuerpo, junto a su marido también cerca de los noventa, procuro ir a verla al menos una vez al año, solemos pasar toda la tarde rememorando nuestras vivencias y tratamos de entender el futuro, por supuesto con unas cervezas delante, lo hago porque la quiero y tal vez porque a mí me gustaría que los amigos nos siguiéramos viendo frente a unas cervezas como antes, contando nuestra batallitas y frustraciones, lo de arreglar el mundo ya me parece imposible, por las buenas no se puede arreglar, porque la gente no dialoga y por las malas ya nos fallan nuestras fuerzas, el caso es que mientras estaba con mi prima apareció su hija que de vez en cuando pasa a verlos, hacia algunos años que no coincidíamos, me dio un abrazo tan fuerte de los que solo se dan a la gente qué más se quiere, luego me dijo que tenía una sorpresa para mí, hacía muchos años que la tenía guardada y que hoy era el día adecuado para dármela, me llevó a su casa y en el mueble del comedor, en medio de unos libros cogió un puñado de papeles, eran las cartas que yo le escribí cuando hacía la mili y ella tenía ocho años, es decir unos cuarenta y siete años.
  Debo tener el corazón muy fuerte, (no me dio un infarto) tuve que devolverle el abrazo para aguantarme  y no caerme al suelo, mis emociones se desbordaron y no sabía cómo agradecerle el detalle, cuando ya estaba un poco calmado, me explicó el por qué las guardaba, dijo verás, cuando estaba en el colegio, presumía ante mis amigas que yo tenía un novio que me escribía cartas y pequeños poemas, cada vez que recibía una se las leía en el patio, era la envidia del cole, casi todas decían tener su novio pero a ninguna le escribían cartas tan bonitas, ahora cada vez que limpio el polvo en la librería, si tengo tiempo releo la primera que me sale, se las leí a mis hijos y ahora a mis nietos, por mi cumpleaños vuelvo a leerme la poesía que me escribiste entonces, es como recibir tu felicitación cada año.

Ya ves amigo, esto no tiene precio, un gesto así deja a uno fuera de sus casillas, pocas son las personas que escriben cartas y muchos menos los que las guardan durante tantos años, cuan importantes son las cartas escritas con el corazón, si siguiéramos escribiéndolas a amigos y familiares, seguro que tendríamos más amigos y mejores familiares, incluso si escribiéramos a los reyes magos tendríamos mejores regalos, fíjate que si escribiéramos a los políticos nuestros deseos e inquietudes en lugar de votarlos, no se atreverían a tratarnos como idiotas.

Recuperado pero emocionado por la sorpresa, te voy a contar la poesía que escribí a mi querida primita el año 1970, decía así.



Pajarillos de todo el mundo,

Que disfrutáis de la libertad.

Llevar esta carta a mi primita,

Que la quiero felicitar.



Ruiseñor de bellos cantos,

Canta al viento tu mejor melodía.

Que a través del eco del viento,

Lleve la felicidad a mi prima.



Si las flores más bellas del campo,

Tuvieran alma y movilidad.

Formarían un hermoso ramo,

Para desearte mucha felicidad.

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Aquí esta Juan


                                                Aquí esta Juan

Esta es la historia de un vecino, se llama Juan, un hombre bonachón, alegre,  buena persona, mejor vecino y siempre dispuesto a ayudar al que se lo pide, sin embargo lo que llama más la atención es que es una persona sin aspiraciones, tiene su propia casa, buen trabajo, sueldo digno y buenos amigos, un tipo raro en estos tiempos en los que la gente solo quiere dar el pelotazo con tal de hacerse millonario, sin importarle a quien pisa, ni al que perjudica, solo le importa el objetivo.

Juan siempre dice que el nació con la democracia en el año 1978 y que las cosas siempre se pueden arreglar hablando, por difíciles que estas sean, cuando estudiaba en el colegio era más bien mediocre, pero siempre aprobaba con buena nota, algo le debió ayudar una vecina suya, él dice que es su mejor amiga, ella es un verdadero coco estudiando, estudio derecho mercantil e inspectora de hacienda y varios idiomas, él solo empresariales, según él era suficiente para vivir sin romperse la espina.

Bien, esta amiga siempre le ayudó, no solo en la escuela, también él a Margarita, que así se llama la moza, como siempre estaba estudiando no tenía muchas amigas, sus padres muy estrictos con ella, no la dejaban salir sola, si un día quería ir al cine, siempre le pedían a Juan que la acompañara, las dos familias también eran muy amigas, si Margarita tenía que ir a Madrid a las oposiciones, llamaban a Juan, si hacia unas vacaciones en Inglaterra para mejorar su inglés, siempre le acompañaba Juan, pero los padres de Margarita querían  para ella un hombre con carrera importante y con dinero, también ellos eran empresarios ricos, Juan ni era rico ni tenía aspiraciones de grandeza, podemos decir que Juan es el amigo perfecto, siempre está ahí, tratando de ayudar a sus amigos, ya sea criticando o apoyando, el significado de su propia vida es ayudar, apoyar y lograr mejorar la vida del otro, bueno en los mentideros del barrio se decía que era su concubino y que estaba para todo lo que ella le pidiera.

Cuando Margarita cumplió los treinta años, sus padres le presentaros al hijo de unos clientes de su empresa, era un buen partido y buen mozo, después de poco más de un año de noviazgo, se casaron con una ceremonia casi de príncipes, ya no necesitaba a Juan, o eso creía, lo malo es que antes de un año empezaron las discusiones, cuando eran un poco gordas, Marga venía triste a ver a Juan, solo con ver su cara le decía, (Marga no te preocupes, aquí esta Juan) las peleas cada vez eran mayores, también afectaban a sus padres, un día su madre se fue al otro barrio de un infarto, Marga quiso que Juan estuviera a su lado en esos momentos tan duros, necesitaba su hombro para sacar su duelo, al tiempo que Juan le animaba a seguir adelante, un día su marido la encontró abrazada a Juan, los celos hicieron el resto, marchó de casa a poner la correspondiente demanda de divorcio a un juzgado.

La pobre Marga, sola con su trabajo, su padre también cargado de achaques, pero seguía controlando su vida, menos mal que Juan siempre estaba ahí, intento rehacer su vida un par de veces en cuatro o cinco años, pero sin mucha fortuna en el amor, pasados unos años su padre entró en la terrible enfermedad de Alzheimer, tuvo que ponerlo en una residencia para que estuviera bien cuidado, por supuesto que necesitaba a Juan para que le acompañara a verlo, le resultaba muy difícil asimilar como había perdido su poderío y mal carácter, ella no sabía conducir su propia vida, siempre le marcaron el camino, ella solo tenía que saltar los obstáculos, eso la deprimía, menos mal que no estaba sola, Juan estaba allí.

El día que se cumplían los diez años de su boda, fue a ver a Juan, le pidió que le acompañara a Nueva York, no para celebrar el aniversario de su fracasado matrimonio, quería poner en orden su vida, dijo, después de dejar las maletas en el hotel, salieron a pasear sin una ruta predeterminada, sin apenas darse cuenta, estaban  frente a la estatua de la libertad, subieron y contemplaron la ciudad desde lo alto, de repente Marga dijo, (tenemos que regresar al hotel urgente, tengo que contarte una cosa), cogieron un taxi y pronto llegaron al hotel, abrazó a Juan como siempre que quería contarle sus penas, mientras le contaba lo que le había pasado, por fin he recuperado mi libertad Juan, ahora voy a decidir por mí misma, mis padres ya no podrán coartar mi vida, desde pequeña soñaba con vivir al lado de la persona más maravillosa, sin duda la persona que más quiero en este mundo, nunca podré pagarle todo lo que me ha dado,  le miró a los ojos sin dejar de abrazarle, con voz firme y algo temblorosa le ordenó, coge mi mano Juan, igual que cuando estábamos en el colegio, quiero recorrer contigo toda la vida que me quede, deseo realizar los sueños que siempre tuve, ahora puedo decirte todo lo que sentía aquella niña, sé que tú también me estuviste esperando y en todas las veces que te necesité tu respuesta siempre ha sido “AQUÍ ESTA JUAN” eres como El amante fiel, yo seré tu pareja en las buenas y en las malas.

lunes, 9 de octubre de 2017

Historia de LINDA

                                         Historia de LINDA
Esta es la historia de esta pequeña perrita, se llama Linda, su vida comienza hace algo más de un año, se la regalaron al repartidor que reparte el pan por los pueblos cercanos y este a su vez a su madre, tal vez para suplir la ausencia de la Cuky, fallecida hace unos dos años, sin embargo Linda no es como era la Cuky, esta, desde el principio tiene muy claro que su trabajo en esta vida es cuidar de la casa de su dueña, nunca sale más allá de unos metros alrededor de su casa, no se va con nadie, ni siquiera con su dueña, ni le interesa lo que hay más allá.

Cuando uno o algo se acerca, ella ladra para alertar a los de su casa de la visita, su dueña podría calcular a cuantos centímetros se encuentra el visitante por la intensidad de sus ladridos, sin embargo cuando te acercas a ella, con solo decir su nombre ya viene a saludarte para que la acaricies, le gustan tanto las caricias que se parece a un osito de peluche, ella siempre agradece las caricias con un beso de lengua en la mano que se las dispensó.
Cuando cumplió el año, empezó a sentirse una joven adulta, fue cambiando el pelaje y los rasgos de adulta, ya toda una moza, le entraron las ganas de ser madre, para ello se puso en celo, varios pretendientes acudieron a su encuentro, lo malo es que en este pueblo se conserva la tradición de antaño cuando los perros tenían que ser grandes para cuidar los rebaños frente al lobo, ahora no hay rebaños pero siguen siendo grandes por que se dedican a la caza mayor o pastores de vacas, Linda no se asustaba de ellos, es más se dejaba cortejar, pero eran imposibles los intentos para conseguir la copulación, necesaria para la procreación.
Pasado un mes empezó a aumentar el volumen de su barriguita, crecieron las sospechas de que estaba en estado de buena esperanza, entonces los mentideros del pueblo empezaron a especular y apostar por posibles padres, nadie vio a ningún pretendiente que consumara con ella, yo les recordaba que en los años cincuenta una tía mía solterona, tampoco nadie le conocía ningún amante y tuvo una hija, ella insistía que su hija fue conseguida sin obra de barón, cuando nació era la foto de un señor del pueblo, mi tía decía que no hubiera intervención de barón, pero los vecinos le decían a la niña hija de fulano, Linda en pocos días más nos daba una pista, sus tetas empezaron a crecer seis de ellas, según los entendidos quería decir que serian seis los retoños, el 28 de agosto por la noche parió, según los mentideros seis hermosos cachorros, lo malo es que en este pueblo las perras y las gatas solo traen los que tienen encargados sus dueños el día antes del parto, en este caso solo uno, los demás o no nacen, nacen muertos o desaparecen.


Aun creyendo que pueda ser un caso como el de mi tía, el retoño se parece a un perro de otro vecino, es un perro de esos falderos que no saben hacer nada más que perseguir una pelota o salir corriendo a refugiarse en los brazos de su dueña, además es un joven aprendiz de adulto, seguro que tampoco sabe nada de artes amatorias y mucho menos reproductivas, es tan miedoso que tampoco sale de los alrededores de su casa, a dos cientos metros de la de Linda, será Sunny Devito, que así se llama el perruno, (según su dueña por ser bajito y que a ella le gustan las películas de este actor) parece imposible, Devito no sale de su casa ni Linda de la suya.
Ahora los mentideros dicen que, seguro que Devito usó la oscuridad de la noche para engañarla, otros que fue ella que en su afán de ser madre lió a Devito, las hay muy rameras dicen, otros que como son jóvenes les daría vergüenza, otros que el jovenzuelo la violó sin saber que tenía que retroceder para no dejar rastro, otros que ella quiso discreción en su desfloración, otros que fueron discretos para no levantar sospechas y dimes y diretes, otros no lo creen porque dicen que es imposible, los dos son novatos sabían nada de amores, etc. Yo les digo que la naturaleza es muy sabia y deposita en nuestro ADN toda la información vital para la perpetuación de cada especie, esto les suena a chino y siguen con sus elucubraciones al respeto.
Ahora solo nos queda bautizar al retoño.

Archivo del blog